Cordillera 331, Módulo D-13, Quilicura, Chile
search
search

Reciclaje industrial: en qué consiste y cómo implementarlo

móvil con logo del reciclaje

La disposición adecuada de residuos, el aprovechamiento de los desechos y las materias primas que puedan surgir de ellos, no es un tema que solo se pueda manejar en casa. El reciclaje industrial en Chile está ganando protagonismo pues permite reducir costos en el manejo de desperdicios y a su vez ajustarse a las leyes medioambientales de la nación. Además, a largo plazo, incorporar y divulgar adecuadamente la conciencia verde que tienen las empresas permite que la reputación de cara a su público mejore considerablemente.

 

¿Qué es el reciclaje industrial?

 

El reciclaje en la industria hace referencia a todos los procesos orientados a reutilizar y recuperar materiales con el propósito de continuar con su ciclo útil y darles una segunda oportunidad de uso. En este sentido, las plantas de producción, debido a su esquema de funcionamiento, generan residuos de todo tipo en los cuales hay algunos con potencial tóxico y peligroso. Cuando estos materiales no son dispuestos correctamente, la contaminación en suelos, canales de agua y en el aire incrementan los problemas de cambio climático que están afectando al planeta en la actualidad.

 

Por este motivo, este procedimiento es una forma de reconocer la responsabilidad que tiene el sector y, sobre todo, detectar la oportunidad que hay de impactar con acciones concretas por medio del aprovechamiento con los medios disponibles. Convertirlo en una política dentro de su empresa es una excelente alternativa para reducir costos y pensar en métodos de producción con materiales que no se conviertan en una amenaza para el entorno. Pero, no son los únicos aspectos de los que puede sacar provecho, conozca otros más, a continuación.

 

Beneficios del reciclaje industrial

 

Puede que este tema no tuviera mucho interés en el pasado, pero, actualmente el componente verde está presente cambiando los paradigmas en la ropa, los muebles, la cosecha de alimentos e incluso las experiencias que no implican el gasto de recursos renovables. En esta línea de ideas, las ventajas principales que puede obtener a través de este proceso son: 

 

• Filosofía e imagen de marca: los consumidores han cambiado con los años y ahora dudan más a la hora de realizar alguna compra, pues quieren saber cómo esa determinación puede impactar en el planeta Tierra. Esta inquietud la han aprovechado varias corporaciones resaltando el uso de materias primas orgánicas, empaques reciclables, fibras naturales u otras modificaciones que acercan a su marca a una producción más sustentable. 

 

El impacto que tienen estos mensajes con la audiencia es proporcional a la predilección que demuestran ante algún producto o servicio. Por esta razón, son una forma de conectar con sus clientes potenciales y brindarles soluciones que vayan acorde con sus principios. 

 

• Alianzas estratégicas: el término de economía circular es una forma de no dejar a nadie fuera del juego, lo que quiere decir que si una compañía oferta determinado artículo pero no sabe cómo manejar los desechos que deja puede contratar a otra empresa que se encargue de esta función. En definitiva es una manera de sumar conocimientos y crear pactos que permitan el crecimiento de todos. 

 

• Ahorro en materias primas y energía: cuando se conoce como disponer adecuadamente los recursos también es posible entender si hay una etapa productiva que pueda estar generando desperdicios o un bajo aprovechamiento de la materia prima. Desde este análisis es posible reducir costos pues los insumos que se necesitan corresponden con los requeridos por la línea industrial. A su vez, habrá menos basura y los vertederos usados para este fin pueden tener otro propósito. 

 

¿Qué tipo de residuos desechan las industrias?

 

Este asunto depende más del sector al cual pertenezcan, puesto que se requieren de diversos materiales para la elaboración de un mismo producto. Por ejemplo, en la fabricación de unos zapatos es posible que se utilicen fibras sintéticas, apliques de plástico, telas de diversas densidades y equipos en los que para su funcionamiento se necesita de aceite u otras sustancias tóxicas. Como es previsible, la disposición de desechos será de acuerdo a la composición de cada residuo. 

 

Sin embargo, al hablar de la clasificación con respecto a los desechos, es factible distinguir entre tres grupos:

 

• Inertes: hace referencia a los escombros, cenizas, chatarras o vidrios, su impacto no sería alto si fueran destinados adecuadamente en un espacio para este fin, pero, existe un común denominador y es que son vertidos en la vía pública, sin el manejo adecuado y convirtiendo lotes deshabitados en depósitos de basura.

 

• Residuos reciclables: son los que en su composición tienen elementos orgánicos o en los cuales es posible aplicar un proceso para su aprovechamiento. Son, por lo general, los desechos que quedan luego de la fabricación y el embalaje. Entre ellos están el plástico, metal, papel y espuma. 

 

• Residuos especiales: también denominados como peligrosos por representar algún riesgo para los seres vivos. Entre ellos se encuentran las sustancias químicas como los tintes, productos de limpieza, fertilizantes, combustibles o plaguicidas. Dentro de este grupo también están presentes los tóxicos que son los que tienen el potencial de contaminar ecosistemas completos, como sucede con los derrames de petróleo. 

 

¿Cómo se puede reciclar en una empresa?

 

En el proceso de reciclaje industrial es necesario tener claros los pasos a seguir para elaborar adecuadamente el mejor plan de acción. Con el fin de diseñarlo adecuadamente puede contratar los servicios de una empresa especialista en esta labor. En general, las tres etapas fundamentales que debe tener en cuenta para obtener los resultados que espera son:

 

• Identificación de residuos: cada paso productivo es posible que genere desechos diferentes, es necesario que analice a profundidad el ciclo de fabricación, recuerde incluir las unidades de su producto que no superaron el control de calidad. 

 

• Prevención de residuos: en este punto debe analizar en cuales procesos en específico podría generar la menor cantidad de residuos. Realice un análisis de costos y beneficios con el fin de conocer el impacto de los cambios que podría implementar. Por ejemplo, investigue qué pasaría si incorpora maquinaria más moderna o envases eficientes. 

 

• Gestión interna o externa: aquí debe determinar cuál es la mejor forma de manejar los desechos de la producción. Puede que elija a empresas que tienen plantas para estos materiales o que por el contrario, decida incluir un área en la que existan funcionarios responsables de esta función. 

 

En cualquiera de los casos, proyecte el crecimiento de su industria y las toneladas de residuos que puede generar al día con el fin de conocer efectivamente cuál es la capacidad real que necesita. 


Recuerde que en Comercial Pacific contamos con los equipos que su empresa requiere para aumentar la producción y facilitar sus procesos. Le ofrecemos máquinas de reciclaje con las que podrá, de una manera práctica y funcional, disponer adecuadamente de los residuos de su planta. Cuente con nosotros para modernizar y perfeccionar su industria.