Cordillera 331, Módulo D-13, Quilicura, Chile
search
search

¿Cómo funciona la industria del reciclaje?

mensaje de reciclaje

Desde 2019 existe en Chile la ley de Responsabilidad Extendida del Productor (REP) que establece metas asociadas a la gestión de residuos con el fin de que las empresas importadoras o en calidad de fabricantes contribuyan al fomento de la industria del  reciclaje de plástico y otros materiales aprovechables reduciendo el impacto que su cadena de producción tiene en el medio ambiente. 

 

Esta obligación legal demuestra la importancia que la industria del reciclaje a nivel mundial tiene para lograr un mundo mucho más limpio, donde se puedan preservar los recursos naturales y en el que sea posible que los consumos de productos masivo como los envases, diarios, revistas, aparatos electrónicos, baterías, aceites, lubricantes, entre otros, tengan metas de valorización y recolección claras para minimizar la afectación que tienen a la hora de pensar en la preservación del planeta Tierra. 

 

¿Cómo se realiza el proceso de reciclaje en Chile?

 

En el proceso de reciclaje intervienen estrategias como los puntos verdes que en el país son de 7.186, por otra parte existen alrededor de 100 zonas limpias mientras que hay 55 empresas encargadas de la gestión de residuos. La basura que produce un chileno al año se estima en 400 kilos, sin duda se trata de una cifra sobre la cual fijar los ojos con el objetivo de incrementar el porcentaje que finalmente es aprovechable, el cual, se calcula no sobrepasa al 10%.

 

Entre las razones que influyen en la imposibilidad de consolidar una producción robusta de reciclaje están la falta de educación, lo simple que resulta dejar cualquier residuo sin su correcta disposición y una infraestructura en la que se tienen muchas oportunidades de mejora para incorporar estrategias que acerquen a los ciudadanos y empresas a la importancia de este protocolo para la supervivencia humana. 

 

La cadena de reciclaje consta de un ciclo donde todos tienen injerencia, se lo presentamos a continuación: 

 

• Generación de residuos: como no puede ser de otra manera, los actores principales son todas las personas que producen un desecho luego de usar algún producto o servicio. Los consumidores son los que más originan materiales contaminantes pero también están inmersos el comercio  y los productores de bienes de consumo como agentes que distribuyen los artículos masivamente.

 

• Recolección: este es un paso fundamental para obtener la mayor cantidad de recursos aprovechables. De este paso se suelen encargar las plantas de separación que dividen los residuos según corresponda, pero, todo debería comenzar desde una cultura más extendida en los hogares sobre la reutilización ayudando a dividir en cada caneca los despojos y siendo conscientes de la diferencia entre orgánico e inorgánico. 

 

• Pretratamiento o clasificación: son todos los procesos físicos en los cuales se realizan operaciones como el corte, compactación, desembalaje, mezclado y lavado de desechos. En este caso, por ejemplo, equipos como las prensas de reciclaje facilitan estas labores para que sea más ágil reducir el volumen de los residuos y realizar su manipulación de forma práctica. 

 

• Valorización: se define como las acciones que permiten que se recupere un residuo. En esta etapa se incluyen la reutilización, la valorización energética y el reciclaje mecánico o químico. Las empresas valorizadoras son las encargadas de recibir el material que aún no ha cumplido su ciclo útil para generar una materia prima nueva. Sin embargo, son pocas con respecto a la gran cantidad de desechos que se producen en Chile. 

 

¿Qué permite la industria del reciclaje?

 

Este sector tiene como objetivo generar impacto en la calidad de vida de las personas. Se trata de un procedimiento que tiene amplios beneficios para cada individuo porque contribuye a mantener un aire más puro, mares más limpios y zonas verdes bien cuidadas que ayudan con el ahorro de energía y la lucha contra el cambio climático. 

 

Desde estos aspectos, uno de los principales beneficios es el uso de menos materias primas, lo que hace que como sociedad haya más comprensión sobre el consumo excesivo y el uso innecesario de productos que en realidad no responden a ninguna necesidad. Con este nuevo hábito los resultados son impactantes: los bosques se reverdecen haciendo que un solo árbol capte anualmente hasta 150 kg de C02, lo que a su vez repercute positivamente en la disminución de los niveles de contaminación. 


En Comercial Pacific apoyamos a las empresas que hacen parte del cambio ambiental. Por eso, ofrecemos un portafolio que incluye máquinas de reciclaje para facilitar la clasificación y el compostaje de los residuos. Contáctenos para convertirnos en el aliado que su industria necesita, lo asesoramos en cada paso dándole a conocer lo que más le conviene de acuerdo al requerimiento al que busca darle solución.